Blogia
L a P e d r @ d a

CLAUSURA DE LA XXIII ASAMBLEA DE C.L.A.C.S.O

CLAUSURA DE LA XXIII ASAMBLEA DE C.L.A.C.S.O Aldo Madruga y Joaquín Rivery Tur.
Granma.
1/11/2003

"Vivimos un momento de viraje para establecer derechos."

Afirmó Fidel al clausurar la XXI Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. Para la humanidad este minuto es trascendental, está lleno de incógnitas, de ansias de soluciones, y esta reunión ha demostrado que son posibles, que la democracia verdadera que hoy es como una aguja en un pajar, se puede alcanzar, dijo

Hay un momento de cambio en la historia, un momento de viraje, y no para establecer poderes, sino para establecer derechos, dijo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, al clausurar la XXI Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), que sesionó en nuestra capital.

Para la humanidad este minuto es trascendental, está lleno de incógnitas, de ansias de soluciones y esta reunión ha demostrado que son posibles, que la democracia verdadera, esa que hoy es como una aguja en un pajar, se puede alcanzar, enfatizó.

Agregó que el encuentro expuso un inventario completo de los problemas que hoy enfrenta el mundo, un mundo que empieza a alejarse de una etapa llena de cobardía y de oportunismo, y despierta y se estremece por las luchas de quienes batallan por hacerlo más justo y humano.

Por lo que pudo leer y escuchar —dijo—, este fue un evento que ha aportado conocimientos medulares y calificó de serios y muy bien pensados los trabajos expuestos en él, con conceptos muy elaborados; consideró, asimismo, que la reunión sobrepasó las expectativas, con documentos que pasarán a la historia en poco tiempo.

_____________________________________________

"Fidel Castro acusa a Aznar de Celestina por reclutar en jóvenes latinoamericanos para la guerra"

La Jornada

El presidente cubano, Fidel Castro, calificó este viernes de Celestina a su homólogo español, José María Aznar, por viajar a América Latina a "reclutar jóvenes" de la región para "una guerra de conquista" en Irak.

"Qué hace la Celestina española reclutando jóvenes latinoamericanos para una guerra de conquista", dijo Castro en un discurso de más de cuatro horas para clausurar la asamblea 25 del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), que sesionó desde el lunes en esta capital.

"Yo lo llamo la Celestina española", dijo Castro, "no sé si se pondrá bravo".

La Celestina es un personaje de la obra homónima del español Fernando de Rojas (siglo XV), que simboliza a una persona alcahueta que emplea sus malas artes para convencer a los demás a cometer errores.

La víspera, Aznar descartó en Brasil una posible salida de Cuba de las cumbres iberomericanas, aunque afirmó que trabajaría con el presidente brasileño, Luiz Inacio Lu-la da Silva, para apoyar en la próxima reunión en Bolivia la "institucionalización democrática en todos los países".

En 500 años "nunca vino (a América Latina) un caballero español a buscar jóvenes para hacer la guerra", dijo Castro en referencia a los tropas de algunos países de Centroamérica y el Caribe que participan en la ocupación de Irak bajo el mando de tropas españolas.

La conferencia de La Habana, en la cual participaron unos 250 académicos de 30 países, se desarrolló bajo el tema "Nueva hegemonía mundial. Alternativa de cambios y movimientos sociales".

Los asistentes se pronunciaron por crear redes y vías de comunicación alternativa, lo que, dijeron, constituye una batalla necesaria en estos tiempos.

"La batalla de la cual han ustedes hablado se ganará más tarde o temprano con el apoyo del pueblo de Estados Unidos", dijo el presidente cubano, quien agregó que resulta imprescindible ganarse la opinión pública de ese país.

La humanidad, señaló el mandatario, vive "un momento de cambio en la historia, de viraje en la historia, y no para establecer poderes, sino derechos (...) Estamos en el punto en que se decide si esta especie (hu-mana) sobrevive, o si esta especie perece".

En referencia a la potencia de Estados Unidos, Castro dijo que "jamás siquiera se imaginó un poder como el que hoy se impone en el mundo", pero añadió que "las ideas justas, en el momento justo, en las circunstancias históricas precisas", son las armas para oponerse a ese poder.

Tengo la convicción absoluta, afirmó, que en esa batalla de la humanidad por salir de la barbarie el pueblo norteamericano jugará un papel importante, un pueblo que no es nuestro enemigo y que muchas veces ha sido engañado, pero que también ha demostrado sus grandes virtudes, y puso como ejemplo la batalla por el regreso del pequeño secuestrado ganada por los cubanos y en la que ese pueblo no pudo ser engatusado.

En su discurso ante unos 300 investigadores, sociólogos, politólogos y líderes de movimientos sociales de 36 países de América Latina y el Caribe, así como representantes de Estados Unidos, Europa, Asia y África, Fidel se refirió a la atroz invasión de mentiras que Estados Unidos hace llegar a los pueblos para engañarlos, con todo ese veneno desde el punto de vista ético, y de exaltación del consumismo y cómo Cuba ha sabido enfrentar esta acometida.

En el caso del niño secuestrado, esa batalla se ganó mediante la movilización constante del pueblo, en una batalla internacional de opiniones, de ideas, que continuó después del regreso del niño, explicó el Comandante en Jefe, y aseguró que en ese tipo de lucha los revolucionarios cubanos han adquirido mucha experiencia, y hasta utilizan exitosamente medios modernos de comunicación diseñados especialmente para engañar a los pueblos.

Las ideas justas, en los momentos justos, en las circunstancias históricas precisas pueden prevalecer, afirmó Fidel y recordó cómo Hitler soñó con un imperio de mil años; pero le sobraron 988 años, ironizó.

Los pueblos de hoy en determinados sentidos tienen menos derechos que los famosos clanes de los cuales se habla, afirmó, para luego asegurar, que estamos en el punto en que se decide si esta especie sobrevive o esta especie perece.

Fidel calificó como algo increíble que alguien se atreva a afirmar que lo que hay ahora debe existir por los siglos de los siglos y recordó cómo la historia de esta humanidad, ha sido la historia de la lucha de clases, la historia de la explotación del hombre por el hombre.

Consideró que este es un pequeño planeta en fase de destrucción y en ese sentido se refirió a lo dicho el día anterior por Evo Morales sobre el intento de de privatizar el agua en Bolivia y cómo esta ha sido causa de conflictos militares y de guerra, y precisó que hay lugares en los que el petróleo es más barato que el agua.

Explicó que Estados Unidos utiliza el pretexto del terrorismo para efectuar sus fechorías en el mundo y la posición de principios que Cuba ha tenido siempre ante este fenómeno y se ha opuesto a las acciones que conduzcan a la muerte de personas inocentes.

GUERRA Y COMERCIO EN EL IMPERIO

Ayer también funcionó el último panel, denominado Guerra y comercio en el imperio, un tema alrededor del cual el comercio es un generador del desarrollo y su ausencia es causa de guerras, según teóricos capitalistas, y esas ideas están en la base del Área de Libre Comercio de las Américas, según expuso el argentino Atilio Borón, secretario ejecutivo de CLACSO, para quien el ALCA es solamente un plan de anexión del resto del continente por Estados Unidos, lo que puede conducir a una guerra.

La investigadora mexicana Ana Esther Ceceña ratificó que el militarismo es una concepción del mundo muy amenazadora porque se diseña a partir de estrategias territoriales e ideas de golpes preventivos arbitrarios, mientras el brasileño José María Gómez ilustró con los conflictos bélicos en acción y las naciones que están bajo amenaza de ataques militares norteamericanos, en los cuales la guerra es considerada un elemento disciplinador de los países.

Osvaldo Martínez, director del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, de Cuba, definió que el imperialismo estadounidense hace la guerra al comercio y comercia con la guerra. Se trata, explicó, de que Estados Unidos tiene una función parásita porque cobra un tributo al mundo para mantener su consumo de despilfarro y su enorme gasto militar que hace a este imperialismo superior a los demás solamente en el aspecto bélico, pues los desequilibrios económicos expresan falta de competitividad ante Europa y Japón, que pagan una especie de tributo de defensa del terrorismo.

También el gasto militar es alimentado por la crisis económica norteamericana, sin tener en cuenta que a la larga el gasto militar daña a la economía, pero se impone una consideración a corto plazo de que el aumento del gasto de guerra elimina la visión de catástrofe para influir en el período de elecciones cuando Bush va a la reelección.

Igualmente, en la sesión final del encuentro se informó que Pablo González Casanova (México), Víctor Flores Olea (México), Francisco Lacayo (UNESCO), Guillermo Castro (Panamá), Atilio Borón (Argentina), Miguel Limia (Cuba), Roberto Fernández Retamar (Cuba) y Armando Hart (Cuba) suscribieron un documento para crear el Proyecto de Solidaridad Internacional José Martí con el propósito de que constituya un espacio de reflexión y debate y abra vías a la acción concertada para la búsqueda de soluciones a los graves conflictos de la humanidad.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres